¿Cepillo eléctrico o manual?

En muchas ocasiones dudamos de cuál es mejor. Pues bien, el cepillo eléctrico está especialmente indicado para personas con dificultades para cepillarse los dientes por sí mismos, como aquellas personas con discapacidades mentales o físicas. Es muy útil para personas que padecen artritis, gracias a que el mango es más grueso. Pero es cierto que para muchas personas, será más fácil cepillarse bien con el eléctrico porque el movimiento del rotor no depende de su habilidad, el cabezal más pequeño les permite llegar a zonas de acceso más complicado y en definitiva alargan el tiempo de cepillado. Existen algunos que emiten un aviso o se detienen cuando se realiza demasiada presión sobre los dientes o encías. En cambio si tu decisión ha sido utilizar un cepillo manual, debe tener el cabezal con un tamaño adecuado, con las cerdas entrecruzadas, largas y en distintos niveles, sobre todo con puntas redondeadas o fusiformes. No debe ser demasiado duro. El mango debería tener un diámetro adecuado para nuestra mano y a ser posible que no sea muy circular.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *